Beneficios para comprar una vivienda en tiempos de Coronavirus

...

El Coronavirus ha obligado a diversas industrias a cambiar el giro de la forma en que se concretan las ventas, donde han proliferado los servicios online para evitar que la gente salga de sus casas, respetando los procedimientos gubernamentales para no seguir expandiendo el virus en la población.


Y de hecho, el sector inmobiliario está llevando todos sus procesos al mundo 2.0, logrando que los trámites de compra o venta o inversión inmobiliaria, sean virtuales y sin riesgo de contagios de trabajadores y clientes.


Es por esto que este mundo ha determinado ciertos beneficios para palear el efecto de la pandemia mundial, destacando visitas virtuales, recorridos 3D, flexibilidad en pagos de pies, uso de videollamadas, agendamiento online, entre otros.


Las visitas virtuales logran que cualquier persona que cuenta con un dispositivo electrónico pueda situarse en el lugar que quiera. Es por esto, que las inmobiliarias han utilizado este recurso para presentar sus proyectos generando visitas online con el fin de lograr que los futuros clientes puedan sentir que están ahí sin moverse de su escritorio.


Otro factor a considerar son los descuentos, algo que obviamente se convierte en un mayor atractivo a la hora de tomar la decisión. “En Isbast entendemos que vender o comprar tu casa puede ser un proceso lento y costoso, por lo tanto, y luego de ver el escenario actual, quisimos fijar un valor sin pagar comisión de venta a través del sistema, donde ahorrarás en la tasa del crédito hipotecario, y pagarás un monto fijo sólo si se vende la propiedad”, aseguró Jaime Ulloa, CEO de Isbast.com


Además, las videollamadas son hoy en día lo más utilizado para interactuar con los clientes, lo que genera un mayor nivel de personalización en todo el proceso de compra: Los compradores pueden visualizar la propiedad en tiempo real mientras el propietario y experto inmobiliario le van mostrando la vivienda.


Algunas inmobiliarias están entregando beneficios de pagos hasta en 3 o 6 meses luego de la venta, aportando a tener meses de gracia sin tener que preocuparse de perder los descuentos especiales.


En cuanto a los “bono pie”, la inmobiliaria se hace cargo de un porcentaje del pie para poder cerrar el trato de compraventa, donde el comprador solo deberá cancelar el porcentaje que falta. “Actualmente en Isbast tenemos una promoción especial de un bono pie desde un 5% a un 15% de nuestras propiedades usadas, por lo que las personas tendrán acceso a comprar la vivienda si les falta para completar este pie”, concluyó Jaime Ulloa.


Ver noticia completa